SIN ESCAPE


El humo del cigarro deja residuos en la ropa, piel y muebles que liberan
agentes carcinógenos. Dichos residuos perduran en todas las superficies
mucho tiempo después de que el cigarrillo fue extinguido y reaccionan
con las sustancias contaminantes del aire en ambientes interiores produciendo
peligrosos compuestos que pueden causar cáncer.

Las pruebas en el laboratorio encontraron “niveles sustanciales” de toxinas en
el material que ha sido expuesto al humo de tabaco. Y afirman que aunque los
fumadores sean sacados hacia el exterior para reducir el humo de segunda mano,
los residuos del tabaco que permanecen con ellos entran a los ambientes interiores
donde el humo de “tercera mano” puede volverse perjudicial.

Fuente: DiarioVEA, Caracas, domingo 2 de Mayo de 2010, Dr. Carlos Rodríguez Lemus

Anuncios

Acerca de Black and Sane

Blogger Social Comunitario y Guerrillero Comunicacional. Especialista en elaboración y control de proyectos. Méd.Homeópata: Especialista en Homeopatía procesos quirúrgicos pre y postoperatorios.
Esta entrada fue publicada en Salud y Medicina Natural y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s