La comida como factor clave para superar el autismo

La comida como factor clave para superar el autismo.

Un niño de corta edad que se desconecta completamente y sin razón aparente de la realidad, no mira a sus padres, desatiende la voz de ellos, presenta irritabilidad constante y juega solo, exige una consulta inmediata al pediatra.

Las patologías posibles, ante los síntomas descritos, son variadas. Si todos esos indicios se presentan juntos o, al menos varios de ellos, pueden indicar que es el Trastorno del Espectro Autista. El autismo es una alteración permanente y profunda del desarrollo. Afecta la comunicación, la imaginación, la capacidad de planificar y la reciprocidad emocional.

Los síntomas, en general, son la incapacidad de interacción social, el aislamiento y los movimientos incontrolados de alguna extremidad como brazos o manos. “Yo sé que es duro ser un buen padre, pero ten confianza en ti mismo. Tú eres mejor padre de lo que piensas”, predice el investigador D. Casavant, M.D., recordando que el amor todo lo puede.

La realidad es que el 95% de las causas del autismo son desconocidas. El resto, lo atribuyen a factores genéticos como las anomalías cromosómicas. Otros, a una deficiencia metabólica (cambios en el tubo digestivo, incapacidad del cuerpo para utilizar apropiadamente las vitaminas y los minerales), sensibilidad a algunas vacunas o a factores medioambientales (intoxicación con mercurio, por ejemplo).

Lo más importante es que existen alternativas de ayuda a los padres. Una novedad apunta a la mesa del niño autista. Se trata de una terapia alimentaria que elimina los tóxicos y refuerza los minerales, haciendo que en un tiempo corto, los pequeños pacientes dejen de tener episodios de rabia y al cabo de unos meses, empiecen a sonreír, lo que es un signo inigualable de cambio positivo.

PREGUNTAS EN LA CUNA

El bebé autista puede pasar desapercibido hasta el cuarto mes de vida. Luego, su evolución lingüística queda detenida, no hay reciprocidad con su interlocutor, ni aparecen las primeras conductas de comunicación tales como miradas, echar los brazos o señalar.

El origen de esta condición obedece a una anomalía en las conexiones neuronales que es atribuible, con frecuencia, a mutaciones genéticas. El autismo no tiene cura, aunque se puede tratar y avanzar hasta mejorías muy esperanzadoras. El pronóstico depende de la severidad del autismo y del nivel de terapia que la persona recibe oportunamente.

De acuerdo con estadísticas norteamericanas, el autismo afecta cuatro veces más a los hombres que a las mujeres.

Las formas más leves de autismo pueden confundirse con timidez, falta de atención y excentricidad. Los casos más severos se caracterizan por una completa ausencia del habla de por vida y conductas extremadamente repetitivas, autodañinas y agresivas que pueden persistir durante mucho tiempo y que son difíciles de cambiar pero no es imposible.

NO TODO ES MALO

Una persona autista puede ser de alto funcionamiento en ciertas áreas y de bajo funcionamiento en otras. Por ejemplo, existen personas autistas que carecen de habla pero pueden comunicarse por escrito muy elocuentemente.

Estos rasgos autistas podrían llegar a ser ventajosos para las ciencias, las matemáticas, la ingeniería y la programación. Es posible que algunos individuos autistas muestren una marcada habilidad en la memorización rutinaria, lo que puede ayudarles a asimilar los fundamentos de estas materias; sin embargo, esa aptitud excepcional, fuera del conocimiento establecido, puede deberse sólo a su capacidad para identificar patrones fácilmente y aplicarlos de manera coherente a nuevas situaciones.

DESORDEN MULTIFACTORIAL

El Protocolo Detengamos el Autismo Ahora (mejor conocido como DAN, las siglas de Defeat Autism Now), nació hace unos 15 años, con una organización estadounidense dedicada a la atención de niños autistas, integrada por médicos, investigadores y familiares de infantes con la patología.

Inconformes con lo que se les ofrecía y el manejo que se hacía de la enfermedad, emprendieron otro tipo de análisis y tratamiento. Como explicó Juan Carlos Socías en el Primer Encuentro Médico Educativo de la Maternidad y Centro Pediátrico Santa María, de Valencia, estado Carabobo, los niños autistas padecen deficiencias inmunológicas y carencias a nivel intestinal, las cuales impiden que digieran bien los alimentos. El trigo y el gluten, fundamenta, no son bien digeridos y se transforman en morfinatos, que, a su vez, producen en estos niños, “adormecimiento cerebral”.

BOCADO DE VIDA

El organismo humano asimila los alimentos y los transforma en proteínas y aminoácidos. En el caso de los individuos con autismo, la caseína, que es la proteína de la leche, y el gluten -proteína del trigo-, se transforman en aminoácidos perjudiciales y hasta tóxicos, como la caseomorfina y la gluteomorfina, respectivamente, cuyo efecto es parecido al de la morfina, según explicó el experto, padre de un niño autista, profesional ligado a la salud e impulsor del Protocolo DAN en Venezuela.

Indicó que con el uso de estos alimentos, se produce una respuesta inadecuada del sistema inmunológico, generándose anticuerpos que luchan principalmente contra los aminoácidos, la gluteomorfina y caseomorfina, pues el intestino delgado los reconoce como “nuloreacis”, una especie de inflamación en todo el cuerpo.

Los receptores del cerebro son bloqueados por estos aminoácidos nulos lo que provoca una sensación similar a la que ocasiona el consumo del opio, convirtiéndolos en adictos a los alimentos que les hacen daño.

METABOLISMO PERVERSO

Uno de los efectos colaterales de la mala transformación de los aminoácidos es la disminución de las defensas, lo que estimula problemas inmunológicos e infecciones por hongos, dice Juan Carlos Socías, papá de Juan Manuel, un niño autista presente en el encuentro. Mostró los avances producto del tratamiento con el Protocolo DAN. Conversó desde el podio e interactuó con el público.

“Otros de los problemas: el déficit en la absorción de vitaminas, nutrientes y oligoelementos y las infecciones frecuentes de oído, garganta, piel e intestino que al tratarse con antibióticos, dañan la flora intestinal del autista. Ellos no tienen una producción normal de quelantes naturales, que evitan la toxicidad de los metales pesados, ni de las células NK, la primera línea de defensa del organismo. No absorben el hierro y se vuelven anémicos.

Mediante el mineralograma en orina y en cabello, el Protocolo DAN revisa la cantidad de metales en el organismo. Comprueba si “está contaminado con bacterias” y se diseña una dieta con suplementos nutricionales. Ellos nacen con un intestino de 90 años. Se les modifica la dieta: No consumen gluten ni la proteína de la leche, levadura y nada de conservantes.

Fuente: Diario El Carabobeño

Publicado por Misión EduSalud para Prevención de Enfermedades el 12/16/2010 08:34:00 PM
http://www.misioneducacionparalasalud.blogspot.com/
http://www.evitarlosaccidentes.blogspot.com/
http://hagamoselrescate.blogspot.com/
http://prevenirlosincendios.blogspot.com/
http://prevenirlosdesastres.blogspot.com/
http://prevenirenfermedades.blogspot.com/
http://twitter.com/misionEduSalud
En facebook Misión EduSalud
http://www.facebook.com/profile.php?id=100000869741381&ref=profile#!/profile.php?id=100000869741381&ref=profile

Editado por: aahq – enero 29 de 2011

Anuncios

Acerca de Black and Sane

Blogger Social Comunitario y Guerrillero Comunicacional. Especialista en elaboración y control de proyectos. Méd.Homeópata: Especialista en Homeopatía procesos quirúrgicos pre y postoperatorios.
Esta entrada fue publicada en Salud y Medicina Natural y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s